Ricardo Salang: un colombiano que se da el lujo de soñar en altamar

 

Ricardo Salang es un colombiano radicado en Holanda que emigró tras el sueño de dedicar su vida al mar. Hoy vive de su pasión: el diseño e ingeniería de barcos y yates de lujo.

 

Desde muy temprana edad tuvo sus primeros roces con el agua y desde que aprendió a navegar asegura que no ha podido separarse de ella. Aún hoy compite en certámenes de esta disciplina en donde ha obteniendo numerosos reconocimientos.


Ricardo inició sus estudios de Diseño Industrial en la Universidad Javeriana en Bogotá, donde obtuvo las bases para lo que sería su futuro profesional. Posteriormente viajó a Estados Unidos, donde se dedicó a estudiar a fondo el diseño naval, especializándose en la Construcción de Estructuras Polímeras. 


A Holanda llegó en mayo del año 1999, principalmente por el trabajo de su padre, y allí encontró la oportunidad de iniciar su trayectoria profesional, en su sueño de infancia. “Yo estaba terminando mi carrero de Diseño e Ingeniería Naval; partí porque sabía que tenía una gran oportunidad de prosperar ya que aproximadamente un 90% de la población en Holanda tiene o ha tenido contacto con el agua. Era una oportunidad que no podía dejar pasar”.  


“En Holanda no es una carrera tan poco común, por esto, la competencia obliga a mantener un alto nivel de calidad y precisión. El reto principal es lograr y mantener un estatus reconocido en la industria.” 


Dado a que tiene nacionalidad alemana y colombiana, y que siempre fue educado con mentalidad europea asegura que el proceso de adaptación fue sencillo. 


“Lo más difícil de ser Colombiano y vivir en el exterior depende únicamente de la actitud de cada uno. No creo que sea necesariamente difícil por el hecho de ser colombiano.” 


Su pasión por el estudio de naves acuáticas y su avidez de conocimiento lo llevaron a trabajar en diferentes talleres de construcción directa, así como en otros de ingeniería y diseño de barcos y yates. Su pasión le ha permitido conocer gente de diferentes partes del mundo, gracias a lo cual ha aprendido otros idiomas y distintas culturas. Siempre le ha gustado sentir que puede crear, innovar y desarrollar cosas; bien sean proyectos laborales o personales. 

 

Actualmente trabaja en construcción directa y diseño de barcos. En su tiempo libre, se dedica a actividades deportivas y a pasar tiempo con su hijo, Matías. 


Para Salang, lo más difícil de dejar Colombia fue separarse de sus amigos y de gran parte de su familia. Asegura que hoy extraña la comida, su gente y la hospitalidad de los colombianos. “Para mí Colombia es el lugar donde nací, crecí y aprendí a vivir. Es donde tengo mis raíces”


Aunque aún no hay planes concretos de regresar, asegura que no descarta la posibilidad de hacerlo si algún día se le presenta la oportunidad. Colombia no sólo es el lugar que lo vio nacer, es sin duda su más grande inspiración. 

Fecha de Publicación
Publicado en el slide principal
Si

Querido Ricardo,
Nos alegra mucho saber de ti y de tus triunfos en tierras holandesas. Teniendo en cuenta que somos muchos los profesionales colombianos radicados en estas tierras, que asi como tu sacamos adelante el nombre de Colombia, te invitamos a que te unas a nuestra Asociación y asistas a los eventos que organizamos regularmente. Nuestra página web es www.profesionalescolombianos.nl.
Será un gusto darte la bienvenida.

Cordial saludo!
Comité Asociación de Profesionales Colombianos en los Países Bajos.